María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal

¡FELICIDAD VERANIEGA TODO EL AÑO!

4 Comments

¡El final del verano llegó y además de que tú partirás… llegó el síndrome postvacacional! ¿Cómo es posible que la despedida del mes de agosto cause estragos emocionales en un alto porcentaje de la sociedad?… ¡Algo no funciona en este planteamiento de felicidad por quincenas!

Sin darnos cuenta, como en una cadena de montaje, por pura inercia, vivimos el calendario que marcan otros. Se acabaron las Rebajas del Corte Inglés y pasamos a La Vuelta al Cole, de bikinis de escándalo a uniformes de cuadros, de Palmeras en la Nieve, al duro asfalto. ¿Dónde queda el recuerdo del mar, esos chiringuitos amados y esas noches de bohemia y de ilusión?… ¡Yo no me doy a la razón,  tú como te olvidaste de eso!..

Quizás haya que despertar y salirse de esta programación colectiva para darse cuenta de que “la felicidad veraniega se puede trasladar al resto del año”. El cómo lo hacemos dependerá de cada uno y de sus circunstancias, pero probablemente la clave sea encontrar ilusión y motivación en algo que nos apasione de verdad, reconociendo que no es oro todo lo que reluce.

La felicidad verdadera y la felicidad  ilusoria del EGO son la cara y cruz de un concepto. Lo que nos llena suele ser sencillo y nos produce calorcito en el corazón y una amplia sonrisa. La falsa felicidad del EGO es la energía que rige la sociedad consumista actual. Está basada en que la felicidad es tener más que otros. Aquellos que consigan tener una vida de magnates de culebrón podrán pavonearse de una felicidad ilusionaría. Lamentablemente es un espejismo sibilino, camino directo a la insatisfacción. Cuánto más tienes, más quieres y la rivalidad entre las personas por conseguir un estatus superior será lo que mantenga esta forma de pensamiento tan destructiva para el corazón humano. Mal y que nos pese, todos formamos parte de esta ficción. ¿Cómo salir de ella?…

 ¿Podrías regalarte todos los días un ratito para ti?… ¿Podrías tener un espacio para lo que quisieras?… Algo que te llenara e hiciera feliz, sin ningún otro objetivo que darte un ratito de paz. ¡Olvídate de gimnasios para gustar a otros o de cursos que suenan muy bien pero que no te interesan nada! Tu regalo diario podría ser una actividad o el dolce far niente o práctica china de Wu Wei que consiste en no hacer nada.

La contemplación es una de las prácticas más satisfactorias y económicas que existen. ¡Está muy bien limpiarse el colon para alcanzar el Nirvana, pero quizás todo sea más sencillo!… Vuelvo a mi vecina de 99 años y a su dulce y elegante expresión, cincelada por el paso del tiempo y la pasión por la vida. Ella sabe mucho del Tao de las Mujeres, empieza cuidando de su propio jardín.

¡Quién algo quiere, algo le cuesta! ¡Cambiar una forma de pensamiento tan arraigada va a conllevar una batalla campal interior! ¡A nuestro EGO no le va a molar nada que demos un golpe de estado a su reinado! Lleva toda una vida tiranizándonos déspotamente y venirle con ideas revolucionarias nos va a tener entre dos aguas, pero si nos mantenemos firmes esto durará poco. Lamentablemente, la marea de la sociedad arrastra y la publicidad nos bombardea en la Era Digital, sin darnos tregua. Se nos exige ser muy fuertes o muy débiles…

La sociedad actual se encuentra por tanto ante un reto de cambio de enfoque de valores. Mientras añejos odios religiosos alimentan el caldo de cultivo del miedo, se nos sigue vendiendo una vida cada vez más difícil de alcanzar porque la estabilidad laboral brilla por su ausencia. La solución no está en pasar de todo, ni en jubilarse mientras haya pensiones… y pasarle el muerto a los siguientes… ¡Estamos llamados a despertar y a tomar conciencia de nuestro valor como personas! Es desde nuestra dignidad desde dónde una sociedad remonta educando a las generaciones venideras. Los adultos de hoy tienen que encontrar ratos de paz para cuidar de los adultos del mañana. Sin un criterio no se pueden afrontar los retos que asoman. Una sociedad deja de estar idiotizada cuando reacciona, cuando además de su propio bienestar tiene en cuenta el de los demás.

Llevar la energía del verano al otoño da sus frutos. Si somos capaces de preservar el buen rollo vacacional y trasladarlo a nuestro invierno, esto repercutirá en la sociedad. ¡Divertido cambiar las caras desmotivadas del metro por las caras felices playeras!… ¿Qué marca la diferencia?… ¿Es solo estar de vacaciones o es dónde se pone la mirada interior, la fuerza vital?…. ¿A qué das energía?…

María Cicuéndez

Advertisements

Author: María Cicuéndez Luna

mariacicuendezluna@gmail.com

4 thoughts on “¡FELICIDAD VERANIEGA TODO EL AÑO!

  1. Hermoso escrito y muy de acuerdo con todo, hay que cambiar y hay que sentirnos todo el año como en verano.

  2. Dar este paso no es nada fácil… pero como tu bien dices, merece la pena luchar para encontrar nuestra paz interior y nuestra esencia. Si todos cuidamos nuestro propio jardín como tu querida vecina haremos un paraíso.
    Graciaaas María 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s