María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal


4 Comments

1.000 MANERAS DE VIVIR

Me contaron que una niña suiza de origen caribeño estuvo en el Jardín de Infancia con profesoras españolas. Entre ellas crecía feliz jugando y desarrollando su creatividad sin límites, hasta que creció y le cambiaron a un colegio “serio de mayores”, donde la perfección era la meta. Los padres observaron que la niña se iba apagando, que iba perdiendo espontaneidad por segundos, que, en lugar de ser locuaz y pizpireta, había pasado a ser callada y reservada. En su nuevo colegio no estaban permitidos los errores porque eran síntoma de debilidad, no se podía expresar en alto opiniones contrarias a lo establecido. La vida estaba marcada por el reloj de la precisión. Continue reading