María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal

SORBITOS DE LIBERTAD

1 Comment

El proceso de desescalada en sus primeras fases nos está concediendo sorbitos de libertad que aprender a disfrutar con mentalidad en modo carpe diem: “aprovecha el presente, aquí y ahora, saborea estos sorbitos de vida”.

Bajo un cielo salpicado de nubes de cuento, engalanadas para acompañar la aparición de la luna llena, estrella de la noche, los paseantes circulan en su marcado horario bajo una libertad condicional que ya se hace pesada. Día 56 de #YoMeQuedoEnCasa ¿Te sigues cayendo bien?…

El confinamiento es una carrera de fondo que exige velar las armas, es decir, tomar conciencia de la necesidad de fortalecerse, moral y espiritualmente, antes de enfrentarse a la batalla de quedarse en casa in aeternum. Ahora, mayores y pequeños tenemos que tirar de resiliencia para superar este trance, cual caballero andante.

Los peregrinos del Camino de Santiago conocen bien los estados físicos y anímicos por los que se pasa durante la peregrinación jacobea, y la importancia del cuidado del cuerpo y del alma durante el camino. San Juan de la Cruz lo hubiera tenido claro, el estado de alarma se asemeja “a la subida al monte Carmelo”, que para los místicos vendría a ser como las 1001 calamidades y autosuperaciones para destruir el Anillo Oscuro del mítico “Señor de los Anillos”, antes de alcanzar un estado de paz para la humanidad.

En realidad, no hay nada nuevo bajo el sol. El ser humano siempre ha estado en lucha por su supervivencia, de una manera o de otra, solo que nos habíamos acostumbrado a una placidez ficticia y ahora la sacudida de la Tierra nos obliga a un despertar forzado e incómodo.

¿A qué quieres despertar tú? Sin duda COVID-19 nos mira de frente y nos obliga a redefinir nuestra vida, a tomar sorbitos de libertad mientras florece la primavera y mayo luce esplendoroso. Nuestro reto diario es aprender a saborear el momento, su fragancia dura como la belleza de una rosa, embriaga puntualmente hasta ir desvaneciéndose al mismo tempo al que floreció.

Los monjes tibetanos son conocedores de la ilusión que representan los momentos, estrellas fugaces en la conciencia. Por eso, cuando crean un mandala lo destruyen nada más terminarlo y se desapegan. Dura un instante, como la fragancia de una rosa.

El bello mandala, a pesar de haber sido cuidadosamente elaborado, desaparece. Su mensaje es: “nada dura para siempre, ni siquiera el confinamiento”.

Sé feliz.

María Cicuéndez

Author: María Cicuéndez Luna

mariacicuendezluna@gmail.com

One thought on “SORBITOS DE LIBERTAD

  1. “Nada dura para siempre”, ésta es una rutina temporal.
    Gracias por ayudarnos a despertar la conciencia!!!
    Un abrazo de LUZ!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s