María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal

¿BUSCARÍAS UN PELO DE OSO SALVAJE POR AMOR?

Leave a comment

*Ilustración de Kaebobee

Cuando se casó mi amiga Nieves mi madre no se limitó a darle la enhorabuena, sino que le aportó su sabiduría y experiencia que le llevaron a celebrar 50 años de matrimonio. Brindar por las Bodas de Oro implica todo un recorrido vital de la mano de otra persona que te entrega su sombra para que la domes.

Este impactante mensaje sobre la sombra en la pareja se cruzó en mi camino y me gustó por su realismo y poesía escondida. Desde niños nos atrofian emocionalmente con la idea romántica de la aparición de un príncipe valiente de gran porte o de una doncella adornada por múltiples dones, pero una vez fueron felices y comieron perdices, no sabemos qué más ocurrió. Entregar la sombra a alguien para que la dome implica compartir también todas las partes de nuestra personalidad que están por pulir hasta convertirnos en un diamante.

Hay relaciones de pareja que aportan ese amor, fuerza, compromiso y dedicación que potencian al otro, mientras que hay otras que merman, paralizan e incluso anulan.

¿Pero qué es la sombra que anuncia que no es oro todo lo que reluce? Es un concepto acuñado por el psiquiatra suizo Carl Gustav Jung, que representa el inconsciente y alude a aquellos rasgos y actitudes de la personalidad del individuo que éste no reconoce de forma consciente.

La sombra es el Yin y el Yang de nuestra personalidad, el Darth Vader de La Guerra de las Galaxias que de ser el guerrero elegido, pasa a la oscuridad, hasta transformarse de nuevo en luz desde su amor de padre. Y es que, aunque parezca imperceptible, el Sol se mueve y arrastra todo el Sistema Solar consigo…

La Vía Láctea de la pareja, sostenida en el espacio, se ve sometida al movimiento de la galaxia de nuestra existencia. Sometida al impacto de interactuar con la familia política, con los amigotes de él y las amigüitas de ella, con el sistema de creencias que han sostenido sus vidas hasta el momento de consolidarse como pareja, de la influencia del lugar de residencia, de la exigencia del entorno, del trabajo, de los hijos, si los hubiera, de las creencias religiosas o espirituales, de las enfermedades, de los sueños, de la pasión por conseguirlos y de tantas y tantas pequeñas y grandes cosas del día a día, a lo largo de los años.

Sobre la importancia de abonar el amor de pareja para que dé fruto habla el cuento japonés El Oso de la Luna Creciente, en el que una esposa afronta todas las pruebas para conseguir un pelo de un oso salvaje que le devolverá el amor de su esposo, apesadumbrado y ausente, tras volver herido de la guerra. Después de superar todas las calamidades para obtener el ansiado pelo, la chamana que se lo pidió le dijo: “Te ruego, hija mía, que regreses a casa con los nuevos conocimientos que has adquirido y obres de la misma manera con tu esposo”.

Las pruebas del amor no saben de géneros, según Antonio Gala en la pareja uno hace de amante y otro de amado, sea lo que sea, sigo el consejo de mi madre: “Quédate con aquel que te mire volar, que te deje volar, que te impulse a volar y te alcance en tu vuelo”, entonces y solo entonces, merecerá la pena domar la sombra y ascender en busca del oso salvaje iluminada por la creciente luna.

María Cicuéndez

 

Advertisements

Author: María Cicuéndez Luna

mariacicuendezluna@gmail.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s