María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal

¡LA EXALTACIÓN DE LA FELICIDAD!

2 Comments

¡Seguramente eres mucho más feliz y afortunado de lo que crees y de lo que sabes, pero la creciente exaltación popular de la felicidad pone en duda tus niveles reales de bienestar!

Aquí es dónde tendría que aparecer un científico loco, como del programa de TV El Hormiguero, con una frikada de medidor de felicidad que nos hiciera tomar conciencia de lo que realmente importa. ¡Vaya qué desilusión, tenemos la felicidad alta, a pesar de no estar en las Islas Seychelles tomando un daiquiri de plátano!

La lectura del artículo, publicado recientemente en El País: “El Negocio Boyante de la Felicidad” de Cristina Galindo, me ha hecho de revulsivo para profundizar en la búsqueda de la felicidad, que resulta ser muy lucrativa para su venta a granel.

“Peligroso moverse en una era en la que las emociones negativas son arrinconadas”, apunta Cristina Galindo. El escritor norteamericano, Bly Robert recuerda que “El niño no se hará adulto hasta que rompa la adicción a la armonía, y entre a participar con júbilo de las tensiones del mundo”. ¡Mal y que nos pese, vivir conlleva dificultades, lo que a su vez nos enseña a apreciar la cara alegre de los momentos dulces!

En Absurdolandia se pretende convertir a las masas en consumidores felices, pero sobradamente puteados. ¿Cómo se come esto?…

El lavado de cerebro empieza en la infancia creando mini consumidores insistentes, de esos machacones que dan el verano a sus padres… Ya en la adolescencia, ¡hay que estar a la altura!, por lo que las marcas son imprescindibles para una autoestima dudosa. De adultos empezamos el juego de las comparaciones tu coche, mi casa, tú teléfono. ¿Eres tú móvil?… ¡Yo no!…. Hablando de Telefonía, a muchos a los 52 ya les prejubilan para facilitarles el encuentro con “la Felicidad Suprema”…

Aquí ya entran en juego las mini píldoras de autoayuda. ¡Ya el nombre promete una buena dosis, pero no se sabe de qué, ni si tendrá efectos secundarios! Libros, audios, vídeos, seminarios que si son profesionales, son una bendición, hay maravillosos terapeutas por ahi… pero si no… terminan siendo una cábala infinita y laberíntica, de la que también se aprende a golpe de talonario, dando palos de ciego.

El mundo empresarial y educativo se ha hecho eco de las ventajas de la filosofía de vida, Mindfulness. Expertos en anti-stress aconsejan la práctica de la meditación, que vendría a ser una llamada a la sensatez de toda la vida, sin ponerle nombre. En la búsqueda de la supervivencia, el Hombre de Neanderthal era feliz si cubría sus necesidades básicas. Seguimos igual pero es el momento de aplicar la Neurociencia para dar el salto cuántico.

En este Felizódromo, desde Dimamarca nos llega el concepto “hygge”  que viene a ser algo así como ponerse una velas de Ikea en la penumbra, disfrutar de una velada ante la chimenea con un buen vino y vivir el presente. ¡No está nada mal! ¡Me apunto al hygge de las pequeñas cosas!

¡Y es que probablemente para alcanzar momentos de felicidad auténtica, quizás haya que quitarse la obligación de ser felices las 24 horas al día! Si uno ve el Telediario ya le cortan rollo, así que hay que aplicar otra metodología en busca de la satisfacción y de la aceptación de la vida como es.

 Cuenta la leyenda que, para recuperar la alegría, el hombre más rico de la tierra buscaba la camisa de un hombre feliz que resultó no tener camisa. La moraleja es que con frecuencia, pensamos que somos infelices porque carecemos de algo, pero en el fondo se trata de conceptos mentales, no de realidades. Viene a ser como una ilusión, un espejismo. Buda decía que la causa del sufrimiento era el deseo y las apariencias. “Deja de buscar. Deja de esperar y aprende a dar amor”…

 Y mientras aprendemos a darnos/dar amor, ¡qué parece que nos cuesta un poquito… desde Egipto nos llega el buen augurio de toparse con un escarabajo. “Este tótem nos proporciona el bello mensaje de que hay que llegar a la raíz del deseo, pero que hay que ser práctico en las expectativas de conseguirlo, y no malgastar esfuerzos. Nos habla también de que hemos de buscar la estabilidad en las cosas simples, en la naturaleza y en las verdades sencillas, encontrar la magia de las cosas pequeñas”.

 ¡Seguro que en tu vida hay miles de motivos para agradecer! ¡Tú llevas el mando de tu medidor de felicidad! ¡Qué la tendencia sea a la alta!…

¡Sólo tú tienes la receta!

María Cicuéndez

 

 

 

 

Advertisements

Author: María Cicuéndez Luna

mariacicuendezluna@gmail.com

2 thoughts on “¡LA EXALTACIÓN DE LA FELICIDAD!

  1. Precioso reportaje!!! Siempre he pensado q la felicidad se compone de pequeñas cosas!!! Lo expresas perfectamente!!!

  2. Hola María, me gustan todos tus artículos pero este especialmente, comulgo con tus ideas. Me fascino siempre de tu habilidad para encontrar la inspiración en el lugar más insospechado pero no me sorprende porque la creatividad está en ti y las ganas de intentar que este mundo sea un poquito mejor, aportando tus conocimientos, tu voluntad y tu tiempo. Estás en un momento vital interesante y la vida te sorprenderá…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s