María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal

LA SERENDIPIA DEL RESILIENTE CABALLERO DON QUIJOTE

Leave a comment

picasso-quijote.jpg_1718483346

“Los males de España residen en que ya no hay Quijotes”

Miguel de Unamuno

 Me pregunto qué emociones evocan palabras como serendipiaresiliencia que son tan populares en redes sociales.

¿Estamos olvidando conceptos como destino y fortaleza que nos hace buscar palabras nuevas para definirlas?

 ¿Estamos olvidando las bases de nuestros valores como sociedad hasta tal punto que nos sorprendemos ante golpes de suerte y adversidades de siempre?

Palabras como serendipiaresiliencia aparecen en escena causando aceptación masiva, llegando sorprendentemente como conceptos nuevos, pero no lo son. ¿De dónde nace entonces la estupefacción y enorme acogida? ¿Qué necesidades satisfacen? ¿Buscamos la serendipia y nos mola ser resilientes? ¿Pero qué es eso y en qué consiste?

Dicen los psicólogos que la resiliencia es la capacidad humana para sobreponerse a periodos de dolor emocional y a la adversidad. Asimismo, la serenpidia es el hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando  se está buscando otra cosa.

John Lennon diría que es “la vida, que ocurre, mientras estamos ocupados haciendo otros planes”… Serendipia, azar, destino, magia, “sal de la vida” que da sabor haciendo de lo cotidiano lo extraordinario, providencia…

En un momento político complicado en el que “Nos duele España”, que diría Unamuno, la resiliencia nos la aconsejan nuestros mayores, supervivientes de una Guerra Civil que algunos se empeñan en resucitar en busca del “Disputado Voto del Sr. Cayo”. Toca rescatar su sabiduría ancestral, transmitida por Delibes, su hondo sentido humano, pura supervivencia ante la adversidad. ¡Nada nuevo bajo el sol!

400 años después vuelven los mensajes de Cervantes, recordándonos la capacidad de resiliencia de Don Quijote, abonada por la serendipia que le acechaba por los caminos.

 El resiliente Sancho se dejaría llevar por la serendipia de la vida con el único afán de conquistar “La Insula Barataria”, es decir, con la intención clara de ascender en la escala social, llenar la faldriquera y el buche… porque “ser alguien en la vida” era anhelo para soñadores como Don Quijote.

 Desde un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme… vuelven a nuestras vidas el fiel Sancho y el visionario Don Quijote para recordarnos la importancia de apoyarse en la fortuna o serendipia, para sobreponerse a las luchas con gigantes o con molinos de viento, con osadía resiliente. “Evadirse en lo ilusorio sería para necios y recrearse en las desgracias, ¡una pérdida de tiempo y también de honra!”

Los Guardianes de las Palabras como Cervantes y Shakespeare nos recuerdan que las emociones humanas ya han sido escritas y definidas antes, simplemente se nos ha olvidado…

¡Escuchemos!…

¡Eso sería serendipia, azar, destino, magia, sal de la vida…

serendipia

María Cicuéndez

Advertisements

Author: María Cicuéndez Luna

mariacicuendezluna@gmail.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s