María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal

LOS CRISTALES: LUZ DE LA TIERRA

2 Comments

 

Los cristales son tesoros que nacen en las entrañas de la Tierra

La primera vez que me dieron una sesión de Cristaloterapia experimenté una curiosa conexión conmigo, un viaje a través del tiempo y del espacio para escuchar el mensaje que la vida tenía para mi en ese momento.

Recuerdo aquella sesión de Gemoterapia como un momento mágico, sorprendente y sumamente personal. Un viaje a través del “no tiempo”… durante el cual sentí con agrado como mi cuerpo se abría a una energía desconocida y a la vez, sumamente familiar, que manaba dentro de mi cuerpo para vibrar en la misma sintonía que los cristales.

Sensaciones de calambres, de picor, de movimiento del flujo energético dentro de mi cuerpo a través de los diferentes órganos. Energía que entraba por mi cabeza, haciendo su recorrido, de forma descendente, por la parte delantera de mi cuerpo hacia los pies, sintiéndose más plenamente en la garganta, el corazón y la base de la columna vertebral. Energía protectora que manaba en forma ascendente, por la parte trasera de mi cuerpo, enraizándome a la tierra hacia más allá de la mente, en un baile energético donde se unian “la madre tierra y el padre cielo”, que denominan los nativo americanos.

Esa maravillosa plenitud que siento siempre en la naturaleza, cobró vida en el momento en el que fueron colocados encima de mi piel cristales de roca, amatistas, calcitas, turmalinas, citrinos, ágatas, entre otras gemas. Sensaciones familiares de armonía con la tierra y conmigo misma, flashes de proyecciones de los colores del cielo, de la fragancia de las flores y de la fuerza de los cristales emanando de ellos para aportarme equilibrio.

Curioso sentir cómo la vibración que emitían los cristales entraba en mi cuerpo hasta disolverse, fundiéndose  en mi interior. Interesante estremecerme por la temperatura fria de los cuarzos en el instante de ponerlos sobre puntos concretos del cuerpo y arder, posteriormente, al contacto de mi piel. Las puntas de amatistas recogidas entre mis manos parecían abrazarme en una luz morada que irradiaba calma y paz al compás de la música de relajación, enmarcando mi campo electromagnético, mi aura y mi Ser.

De repente, sin saber por qué, en el viaje a través del “no tiempo” me vi de niña en el colegio y esa niña que yo fui me dio un mensaje que solo yo podría entender, subconscientemente. Ante mi asombro, lágrimas cálidas caían por mis mejillas. Dicen que cuando se llora desde el alma, las lágrimas son ardientes, como el magma de la tierra que impregna de sabiduría a los cristales durante su composición.

Más allá de lo que mi mente lógica pudiera llegar a abarcar me sentía liviana y en sintonía conmigo misma. Al abrir los ojos yo estaba en esa preciosa sala iluminada por cuarzos y cuencos de cristal, pero yo venía de muy lejos, había viajado a través de mi cuerpo, del tiempo y del espacio, había visitado a la niña que un día fui y había escuchado el mensaje que quería darme. Necesitaba procesar e integrar aquella experiencia. Llevaba una hora tumbada en una camilla en compañía de un terapeuta muy profesional, bienintencionado y discreto, que me había colocado cristales en puntos concretos del cuerpo, sobre la piel, vestida, respetando siempre mi intimidad. Me sentía segura, cuidada y feliz.

¿Qué secreto entrañan estos regalos de la tierra que nos tocan de pleno en el corazón?… ¿Cómo parecen saber qué necesitamos incorporar a nuestras vidas y qué dejar marchar?… ¿Qué mecanismos se activan dentro del cuerpo durante la sesión de Gemoterapia para armonizarnos generando una sensación de plenitud?…

Desde entonces, además de seguir percibiendo a los cristales como joyas naturales, ahora comprendo que junto a las plantas son regalos de la tierra para nuestra sanación. Nos entregan su armonía para que nosotros alcancemos la nuestra de su mano. ¡Qué generosidad la suya!

María Cicuéndez

 

 

 

 

Author: María Cicuéndez Luna

mariacicuendezluna@gmail.com

2 thoughts on “LOS CRISTALES: LUZ DE LA TIERRA

  1. Gracias por tu artículo María, un nuevo viaje a experimentar, disfrutar, sentir y confiar… un nuevo idioma a aprender el de la naturaleza y sus tesoros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s