María Cicuéndez Luna

Periodista especializada en Crecimiento Personal

NADAL: EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Leave a comment

dieta-rafael-nadal

Que Rafa Nadal gane por sexta vez Roland Garros parece lo habitual, a lo que nos tiene acostumbrados, quizás la verdadera noticia en esta sexta ocasión sea emocionarse con él en cuanto a la manera de ganar: superándose a si mismo una vez más, en un momento en el que no las tenía todas consigo, cuando al haber perdido recientemente en las semifinales en Roma y en Madrid ante Djokovic, la presión por mantener el Nº 1 del mundo y las expectativas de la gente le tenían sometido a una tensión torturadora que le tenía agarrotados los músculos y el corazón.
Sin embargo, una vez más, Rafa supo reconciliarse consigo mismo, haciendo caso omiso de los periodistas, que a veces, muy a mi pesar, se comportan como buitres carroñeros, haciendo leña del árbol, que ni si quiera se ha caido, sino solo balanceado por la tormenta… Rafa supo ser fiel a si mismo y utilizar su inteligencia emocional para levantar la copa del “¡VAMOS!”, su famoso grito de guerra que le sale del alma en todos los partidos, impulsándole con la fuerza del Mediterráneo que le viera nacer hace tan solo 25 años.
 
Contra viento y marea, la lealtad de los suyos se mantenía firme, a pesar de que en el primer encuentro de Roland Garros de este año parecía que incluso podría llegar a perder, algo insospechado en la meteórica carrera del mallorquín. Aquí hago una reflexión ante las malas pasadas que juegan los nervios, la presión propia y ajena, las expectativas personales y exteriores, las críticas malintecionadas, la valoración de un ranking mundial que puede pesar como una losa, cuando uno solo quiere jugar y disfrutar de la superación diaria. 
 
Del proceso que ha vivido Nadal desde el comienzo de Roland Garros 2011 hasta su sexta victoria hoy, me quedo con “su sabiduría samurai” a la hora de saber capear el temporal, a pesar de la feroz presión externa. Rafa ha sabido ser asertivo y dejar claro que él no iba a ser más feliz siendo el Nº 2 del mundo, sino siempre siendo él mismo, disfrutando de su juego como un reto, no como un trabajo tedioso que no le dejara espacio para tener buenas sensaciones.
 
Invito a hacer una reflexión personal, una introspección a quién quiera hacerla, de qué podríamos hacer para pulirnos a nosotros mismos, plantándole cara a nuestras limitaciones e ilusiones, tal y como eligen hacer tantos deportistas cada día. Me apunto a la inspiración vital que produce sentirse pleno por el trabajo bien hecho y entender la disciplina, constancia y fortaleza que supone superarse en las pequeñas grandes cosas de la vida. ¡Quizás las grandes victorias de la mayoría de la gente sean menos llamativas, pero sí igual de importantes! El primer paso consistiría en pararse a revaluar, honesta y humildemente, nuestra actitud en cuanto a nuestros retos en la vida, si somos constantes o nos rendimos a la primera…
 
Si nos faltara la fuerza de voluntad para conseguir nuestros objetivos podríamos apoyarnos en nuestro entorno tal y como hace Nadal, siempre agradecido a sus seguidores que mandan ese hálito de aliento para seguir adelante en los momentos difíciles.
 
¡Sin duda, el trabajo en equipo es fortalecedor! En estos momentos de crisis, cuando muchas veces nos sentimos forzados a competir inhumanamente en el entorno profesional, jugadores de la talla de Federer y Nadal nos enseñan que a pesar de ser rivales en la pista, se puede mantener la deportividad, el buen hacer, la camaradería sincera y la solidaridad. 

Tomo de nuevo su ejemplo para aprender a tener una actitud profesional positiva, aprendiendo a cooperar, en lugar de competir, realmente la situación actual no lo pone nada fácil, pero si todos remáramos en la misma dirección, podríamos llegar antes y mejor al puerto de nuestros objetivos laborales, ¡Por intentarlo que no sea!…

Rafa nos ha enseñado a entender el éxito, no como la bandera del egocentrismo, sino como el  premio a la superación diaria a base de constancia, disciplina y buen hacer. Hoy un Nadal, emocionado daba “gracias a la Vida”… que ella nos enseñe a todos a ser “la mejor versión de nosotros mismos”. ¡Felicidades Rafa! ¡Ganes o pierdas siempre se fiel a ti mismo!

María Cicuéndez

Author: María Cicuéndez Luna

mariacicuendezluna@gmail.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s